2017(e)ko urriakren 24(a), asteartea

URRIAREN 24AN LIBURUTEGIAREN EGUNA


Gaur LIBURUTEGIAREN EGUNA ospatzen da.
Hau dela eta, aste osoan zehar ekintza ugari prestatu dituzte Donostiako Kultur-Etxe guztietan.

Ikusi programa hemen.

GOZATU DONOSTIAKO LIBURUTEGIETAN!!!

2017(e)ko urriakren 16(a), astelehena

LIBURUTEGIAREN EGUNA 2017


Urtero bezala, 1997tik, urriaren 24an Liburutegiaren Eguna ospatuko da.

Aurtengo kartela MANUEL MARSOL irudigileak egin du. Honek Boloniako Feriako azken  Nazioarteko Ilustrazio Saria irabazi du.

Pregoia, berriz, ALEJANDRO PALOMAS idazleak egin du. Honek 2016ko Haur Literaturaren Sari Nazionala irabazi du.

Pregoia:
Soy sobrino de bibliotecaria. Desde que tengo memoria, mi tía, que acaba de cumplir ochenta años, me ha regalado un libro el día de mi cumpleaños. Primero fue la serie de Osear, con su Kina y su láser, de la gran Carmen Kurtz; llegaron después las aventuras de Los Cinco, algunos clásicos ilustrados, la gran Nadade Carmen Laforet… La lista es larga y el disfrute ha sido mágico, porque mi tía entiende la lectura como algo que cura, que aleja al inocente de lo que agrede, y yo -y ella lo sabe- siempre he sido demasiado vulnerable a lo que daña, sea o no imaginado, sea o no real.
Mi tía se llama Nuria y desde niña sufre mucho de la vista. Aun así, trabajó durante décadas fomentando el amor por la lectura en hombres y mujeres, chicos y chicas a los que no conocía, pero cuya mirada no tardó en aprender a leer, a identificar y a descifrar. Ella decía -y a veces dice todavía- que “repartía refugio”, y se emociona al recordarlo. La he oído también confesar en algunos momentos de nuestra historia común, que no fueron fáciles y que vivimos juntos: “Decidí ser bibliotecaria porque así me aseguraba de que, por muy mal que nos fueran las cosas, aunque faltara el agua caliente o la calefacción, siempre tendríamos un libro en casa”. Ahora, quince años después de su jubilación, soy yo quien le recomienda lecturas. Leemos un libro a la vez y nos juntamos cada quince días a coomer y a comentar lo leído, en lo que hemos bautizado como “El club de las 2”, porque intentamos en lo posible que coincida con el día 2 de cada mes, a las 2, y porque somos dos almas lectoras que no tienen freno. Durante estos años de club, ella me ha contado cosas, muchas cosas de su vida en la biblioteca, y desde que la oigo hablar como lo hace sobre su amor por esa vocación, que no decrece a pesar del tiempo, no puedo dejar de maravillarme y de preguntarme cómo definiría yo a una bibliotecaria -o a un bibliotecario- llegado el caso.
Hasta hace unos meses no di con la respuesta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...